jueves, 11 de diciembre de 2014

Paco Gento (n. 1933)


Francisco Gento López (Guarnizo, Cantabria; 21 de octubre de 1933), más conocido como Paco Gento o simplemente Gento, es un exfutbolista español que jugó como extremo izquierdo en el Real Racing Club de Santander y en el Real Madrid Club de Fútbol, equipo en el que desarrolló casi la totalidad de su carrera deportiva durante 18 temporadas.
Paco Gento ostenta el record de ser el único jugador de la historia que ha conquistado la Copa de Europa en 6 ocasiones, siendo todo un récord a nivel mundial. Asimismo, ostenta el record de ser el jugador con más títulos de Ligas españolas de toda la historia, con un total de 12.
Está considerado como el 30.º mejor jugador del siglo XX según el ranking publicado por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol, siendo además el único español de nacimiento incluido en dicho listado de cincuenta jugadores.
Entre sus logros más destacados figuran doce Ligas españolas y seis Copas de Europa siendo el futbolista que más títulos posee en la historia de ambos torneos hasta la actualidad.
Fue internacional absoluto con la selección española a la que defendió en un total de 43 partidos. Participó en dos Copas Mundiales, en la edición de Chile 1962 y en la de Inglaterra 1966, y formó parte del equipo que conquistó la primera Copa de Europa de Naciones de España en la edición de 1964 celebrada en España.
En 1996, el Gobierno de Cantabria le concedió la Medalla de Oro al Mérito en el Deporte Cántabro. Además es hijo predilecto de El Astillero, donde se le ha dedicado el nombre de una calle. También ha recibido dos Medallas de Oro al Mérito Deportivo, la Cruz de Isabel La Católica, Medalla de Cisneros de la Ciudad de Madrid y las Insignias de Oro y Brillantes del Racing de Santander y el Real Madrid Club de Fútbol.
Dentro de su vida familiar destaca la dedicación de ésta al mundo del deporte, donde su padre, que fue jugador del Cultural de Guarnizo de su ciudad natal, vería cómo sus vástagos se dedicaban también a la práctica del fútbol, donde los hermanos de Paco, Julio y Toñín, llegaron a jugar en Primera División, y especialmente en el Racing de Santander. Toñín, consiguió compartir vestuario con su hermano Paco en el Real Madrid en la temporada 1961-62, aunque Julio perteneció a la A. D. Plus Ultra, primer filial del Real Madrid C. F., y los tres jugaron juntos por única vez en un partido amistoso frente al F. C. Zürich en el año 1959. La saga familiar se vería continuada con sus sobrinos futbolistas Julio y Paco Llorente, y los baloncestistas José Luis y Toñín Llorente, todos ellos vinculados a las distintas secciones deportivas del Real Madrid Club de Fútbol.

Paco Gento nació en 1933 en la localidad cántabra de Guarnizo, perteneciente al municipio de El Astillero, y comenzó a jugar a la edad de 15 años siendo cadete en la S. D. Nueva Montaña en 1948, club donde compaginaba el fútbol con el atletismo, merced al cual adquiriría la velocidad que le haría famoso en el futuro.
Posteriormente pasa a la primera categoría regional de Cantabria fichando por el Unión Club de El Astillero y debuta en la Tercera División de España en la Sociedad Deportiva Rayo Cantabria, que por aquel entonces desempeñaba las funciones de equipo filial del Real Santander, actual Real Racing Club de Santander. Éste, que había conseguido asentarse en la Primera División de España y en el que finalmente recala cumpliendo así uno de sus sueños de niño, en la temporada 1952-53 con el que disputaría únicamente diez partidos de Liga en los que anotó dos tantos, para a la edad de 20 años unirse a la disciplina del Real Madrid Club de Fútbol bajo el mandato del presidente Santiago Bernabéu.

Tras debutar en Primera División el 22 de febrero de 1953 frente al Club de Fútbol Barcelona en los antiguos Campos de Sport, se unió al club blanco en la temporada 1953-54, y en él permanecería durante 18 años, tras los cuales se retiraría de la práctica del fútbol profesional, y comenzaría su carrera como técnico, donde entrenaría entre otros equipos al Castilla C. F., primer filial del club blanco, y a sus categorías inferiores.
Con el equipo madridista conseguiría doce campeonatos nacionales de Liga, el primero en su año de debut que supondría ser la primera ganada por el club en 20 años, donde formó parte de la que ha sido considerada una de las mejores delanteras de todos los tiempos en la historia del fútbol junto con el húngaro Ferenc Puskás, el francés Raymond Kopa y los hispano-argentinos Alfredo Di Stéfano y Héctor Rial con los que consiguió la hazaña aún no igualada de conquistar cinco Copas de Europa correspondientes a las cinco primeras ediciones del torneo, en los años 1955-56, 1956-57, 1957-58, 1958-59, 1959-60 a la que sucedería una más en la temporada 1965-66 en el denominado «Madrid de los Yé-yé» formado en su mayoría por jugadores nacionales lo que le sirvió para convertirse en el único jugador de la historia que ha ganado seis Copas de Europa, el trofeo más prestigioso a nivel de clubes en Europa, y cambiar el rumbo de la entidad para convertirse en el equipo dominador de España y Europa.
Sumaría también dos títulos de Copa de España, además de coronarse como primer campeón mundial de la historia al conquistar un nuevo trofeo, la Copa Intercontinental en 1960, disputada entre los campeones de Europa y Sudamérica que venció también en su primera edición, donde marcaría un gol en la victoria global por 5-1 frente a Club Atlético Peñarol de Uruguay, siendo hasta la actualidad el jugador que más títulos posee en la historia del Real Madrid.
Fue considerado como el extremo más rápido de todos los tiempos por diversos medios y compañeros de profesión. Su velocidad acarrearía problemas incluso a sus compañeros, que sufrían para seguir el ritmo del cántabro, hasta que Héctor Rial, compañero en el club, le instruiría para sacar un mejor provecho de sus habilidades.


Disputó 44 partidos con la selección nacional de España, de los cuales uno lo disputó con España "B" y llegó a formar parte de la selección mundial que se enfrentó en 1963 a la selección inglesa para conmemorar el centenario de la Federación de Fútbol de Inglaterra (FA). También formó parte de la selección española que ganó la Eurocopa de fútbol de 1964.
Con España consiguió anotar un total de cinco goles, y sumó un total de 23 victorias, 8 empates y 12 derrotas. Su debut se produjo el 18 de mayo de 1955 en un amistoso frente a la selección de Inglaterra que concluyó con empate a uno, en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid el 18 de mayo de 1955. Su último partido fue el España 6-Finlandia 0 el 15 de octubre de 1969 en La Línea de la Concepción, Cádiz, clasificatorio para el Mundial de México, 1970.

 

lunes, 24 de noviembre de 2014

Chus Pereda (1938-2011)


Jesús María Pereda Ruiz de Temiño, conocido como Chus Pereda (Medina de Pomar, Burgos, 15 de junio de 1938 – Barcelona, 27 de septiembre de 2011), fue un futbolista español de los años 60. Jugaba como delantero.
Sus inicios fueron en el Alcázar CD de Medina de Pomar (Burgos). En ese período jugó un total de 312 partidos en los que marcó 107 goles. Entre 1956 y 1958 jugó en el Indautxu y su condición de jugador no nacido en el País Vasco le impidió jugar en las filas del Athletic Club. Su primer club en Primera División fue el Real Madrid, con el que jugó la temporada 1957-58, ganando la Liga y la Copa de Europa y disputando la final de la Copa del Generalísimo frente al Atlético de Bilbao.
Después jugó una temporada en el Real Valladolid y dos en el Sevilla FC. En ese último equipo formó parte de la histórica 'delantera de cristal' junto a Agüero, Diéguez, Antoniet y Szalay. En 1961 quedó vinculado al Fútbol Club Barcelona, en el que militó ocho temporadas, hasta 1969, que conformaron el periodo más recordado de su trayectoria deportiva. Con el conjunto azulgrana jugó un total de 312 partidos en los que marcó 107 goles. Terminó su carrera en el CE Sabadell y el RCD Mallorca.

Fue internacional 15 veces con la selección española, con la que debutó el 15 de mayo de 1960 frente a Inglaterra y jugó su último partido el 27 de octubre de 1968 frente a Yugoslavia.
Chus Pereda formó parte del equipo que ganó el primer título internacional de la selección, la Eurocopa 1964. En la final jugada en Madrid contra la URSS, Pereda marcó el primer gol y dio la asistencia para que Marcelino marcara el gol de la victoria (2-1), pero las cámaras de Televisión Española no pudieron captar ese momento y el montador del NO-DO completó la jugada con un centro al área de Amancio Amaro. Pese al testimonio de la retransmisión radiofónica, de los espectadores del estadio Santiago Bernabéu y de los propios futbolistas, la filmación hizo pensar a los españoles que la jugada no había sido de Pereda. A comienzos del siglo XXI, las imágenes de la televisión soviética llegaron a España y se pudo ver la jugada tal y como sucedió.
En ese torneo, también logró un gol de cabeza en las semifinales ante Hungría (2-1).

Fue nombrado entrenador de la Selección catalana juvenil, y en 1975 fue designado seleccionador del combinado español de categorías inferiores, donde permaneció durante dos décadas. También ocupó el puesto de Seleccionador Olímpico poco antes de los Juegos de Barcelona 1992, en los que España obtuvo el título, después de ser ayudante de Luis Suárez en la absoluta que disputó el Mundial de Italia'90.
Con el combinado nacional, conquistó dos Campeonatos de Europa Sub'16, y fue subcampeón del Mundo con la Sub'17 y la Sub'20. Abandonó el cargo en junio de 1993.
En la temporada 1995-1996 fue entrenador del Xerez CD.
En 1998 fue seleccionador de la selección autonómica de Castilla y León, con el resultado de Castilla y León 1 - Aragón 1.


jueves, 13 de noviembre de 2014

Juan Manuel Villa (n. 1938)


Juan Manuel Villa Gutiérrez (Sevilla, 26 de septiembre de 1938) es un exfutbolista español. Jugó de interior izquierda.
A los 15 años se trasladó a Madrid para intentar triunfar en el fútbol. Destacó en las categorías inferiores del Real Madrid. Y, aunque se topó con figuras como Di Stefano, Rial o Puskas, consiguió hacerse un nombre.
Debutó como profesional en el Plus Ultra, filial en ese momento del Real Madrid, donde jugó la temporada 1959-60. En la siguiente temporada pasó a la primera plantilla del Real Madrid. Al Real Zaragoza llegó en 1962, procedente de la Real Sociedad, donde había jugado la temporada anterior cedido por el Real Madrid. Jugó durante 9 temporadas en el Real Zaragoza (1962-71) formando parte de la delantera de “Los Cinco Magníficos”: Canario, Santos, Marcelino, Villa y Lapetra.
Alcanzó la internacionalidad en el Real Zaragoza, debutando en Sevilla el 11 de marzo de 1964 contra la República de Irlanda, en un partido que España ganó por 5 a 1 y en el que compartió alineación con sus compañeros de los Cinco Magníficos, Marcelino y Lapetra.

Se cuenta que el interior --o mediapunta que irrumpe, a contrapié, desde la izquierda-- veraneaba en Salou y que allí coincidía con muchos aragoneses, de tal manera que cuando se topó con la oportunidad de venir al Zaragoza, que presidía Waldo Marco, no lo dudó: el conjunto aragonés había quedado tercero en las dos últimas temporadas, ganaba, convencía y seducía, y contaba con excelentes futbolistas Seminario había sido el máximo artillero nacional en 1961/1962, Murillo respondía a las mil maravillas con sus ademanes de pulpo. Atisbó que era la oportunidad de su existencia de futbolista y aquí se vino en la campaña 1962/1963, aunque sabía que competidores en su puesto no le faltaban: estaban Duca, el brasileño de fantasía y esfuerzo, Sigi, que sería bautizado como "la octava maravilla del mundo" y jugaría en 1962/1963 su mejor temporada, en la cual lograría hasta ocho goles, el veterano Miguel, que disfrutaba de una segunda juventud, y Eleuterio Santos, un tinerfeño que parecía un escuálido corredor de fondo.

Villa encontró su sitio, exhibió sus buenas maneras y anotó en su casillero tres dianas. La campaña siguiente fue la mejor de las suyas, si a goles nos ceñimos: se convirtió en el máximo realizador del conjunto y reclamó protagonismo en el quinteto de Los magníficos y también en la selección nacional, con la que llegó a jugar tres partidos --revisamos una crítica de los partidos y leemos que un comentarista le reprocha al sevillano que se luzca en exceso en filigranas y en regates-- y estuvo de suplente de Luis Suárez y Fusté en la Eurocopa de ese año, que sentenció el legendario y casi imposible gol de Marcelino a Lev Yashine. Su categoría no generaba dudas y se ratificó por completo en el periodo 1965/1966, en el cual los zaragocistas estuvieron a punto de igualar el doblete de 1964, pero el Barcelona pujaba fuerte y luchaba ya contra sus urgencias históricas.

Villa completó el año 65 con nueve goles y el 66 con cuatro; las lesiones no siempre le respetaban tanto como los contrarios. Sabían que en un momento determinado, mientras Lapetra hallaba su sitial de falso extremo que dirige y sienta cátedra o se ceñía el peso del equipo a su prodigiosa bota, Villa penetraba por la izquierda a golpe de zancada o se abría paso con aquel regate vertiginoso que poseía, casi imparable cuando imprimía su quinta velocidad. Su inventiva le permitía enhebrar pases, armar paredes y triangulaciones, asistir a Marcelino, Canario o Santos, o asumir la responsabilidad del tiro, del remate, de la finalización en distintas posiciones. El equipo compareció en Europa hasta el año 67/68, la siguiente campaña fua aciaga para Villa --jugó sólo cuatro encuentros-- y para el grupo, que se quedó a un punto del descenso directo. Los especialistas vaticinaron entonces el final del interior, el naufragio de Los magníficos era evidente, pero jugó muy bien la siguiente y el club subió hasta la octava posición al final. En 1970/1971, que a la postre sería la de su adiós sin excesiva gloria, dio un paso inusual: se sintió llamado por la política y fue elegido concejal de deporte de Zaragoza. Eso le generó conflictos y disputas con la afición y especialmente con el presidente Ricardo Usón, que le acusó de indolencia y de escasa profesionalidad. Juan Manuel Villa, exquisito siempre, un aristócrata del balompié como lo eran Manolo Velázquez o Luis Suárez, se despidió con el equipo en Segunda División tras nueve años. Aquel sí que era un nefasto colofón para un conjunto que había proporcionado tardes y tardes de felicidad y emoción a las aficionados y a sí mismo.

Juan Manuel Villa, centrocampista de ataque, con sentido vertical del juego, imparable en el regate, elegante y aristocrático, señor del dribling, maestro del toque cada domingo. Villa fue soberbio y casi se especializó en marcar goles decisivos en las finales de Copa: lo hizo en la de 1964, apoteósica, en la de 1966 y lo había hecho ante el Barcelona en 1963, cuando los culés impidieron que el Zaragoza se proclamase por vez primera campeón de la Copa del Generalísimo.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Fernando Ansola (1940-1986)


Fernando Ansola San Martín (Elgóibar, Guipúzcoa), 27 de enero de 1940-Elgóibar, 30 de junio de 1986), futbolista español. Fue un gran goleador de la Liga española de fútbol en las décadas de 1960 y 1970. Jugó en varios equipos a lo largo de su carrera: Real Oviedo, Real Betis, Valencia CF y Real Sociedad.
Nacido en la localidad vasca de Elgóibar en 1940, Ansola comenzó su carrera futbolística militando en la SD Eibar, equipo de la localidad vecina de Éibar. En 1959 ficha por el Real Oviedo de la Primera división española donde debuta el 27 de marzo de 1960 en la máxima categoría. En su primera temporada jugará 3 partidos y marcará 2 goles. En su segunda temporada en el Real Oviedo Ansola juega 13 partidos de Liga y marca 6 goles. Eso no evita su marcha del equipo y su fichaje por el Real Betis en el verano de 1961.
El fotógrafo valencianista Finezas realizó años después la mejor definición posible sobre la forma de jugar de Ansola: Cuando Ansola choca contra un poste, en lugar de los camilleros salen corriendo los carpinteros. Delantero centro tosco y fuerte, un auténtico tanque en busca del remate al que pocos defensas podía detener y un excelente rematador de cabeza.

Ansola permaneció en el Real Betis durante 5 temporadas jugando un total de 114 partidos de Liga y marcando 59 goles. En el Betis Ansola se convertiría en un delantero valorado. Los registros goleadores obtenidos le llevarían a convertirse en el máximo goleador de la historia del Betis en Primera división; puesto del que posteriormente sería desbancado por Poli Rincón, ostentando en la actualidad Ansola el tercer puesto por detrás de Rincón y Alfonso Pérez en esa clasificación.
La mejor temporada de Ansola en el Betis fue la 1963-64. Ansola marcó 17 goles, su mejor registro personal en una temporada y contribuyó como máximo goleador del equipo a que el Betis obtuviera una meritoria 3ª plaza en la Liga, que le permitiría al año siguiente debutar en competición europea (Copa de Ferias). En aquel equipo coincidió con otros grandes jugadores como Luis Aragonés, Eusebio Ríos o Pepín.
En 1965 Ansola es llamado a debutar como jugador internacional.
En 1966 el Betis desciende a Segunda división poniendo fin a la época de mayor estabilidad en Primera que había tenido hasta el momento dicho club y Ansola ficha por el Valencia CF.

Ansola disfrutó en Valencia de sus mayores éxitos, aunque no llegó al nivel de juego exhibido en el Betis. En las 5 temporadas que estuvo en el club valencianista el equipo rondó siempre los primeros puestos de la clasificación.
En la temporada de su estreno (1966-67) ganó la Copa del Generalísimo, aunque no llegó a jugar la final. Formó delantera con el brasileño Waldo Machado, aportando a este tándem la lucha y la garra mientras el brasileño se hacía con el Pichichi como máximo goleador de la Liga. Ansola jugó 5 temporadas en el club ché, 106 partidos de Liga y marcó 34 goles.
Jugó las finales de Copa de 1970 y 1971, que el Valencia perdió ante Real Madrid y FC Barcelona respectivamente. En la temporada 1970-71, el entrenador Alfredo Di Stéfano dejó fuera del equipo a Ansola por razones técnicas favoreciendo a otros jugadores. Por ello, aunque la temporada 1970-71 el Valencia se adjudicó la Liga, la aportación de Ansola al título fue menor al haber jugado solo 6 partidos y marcado 4 goles, todos ellos al comienzo de temporada.
Por eso Ansola decidió abandonar el club que más éxitos le había dado y afrontar los últimos años de su carrera en el club de su tierra: la Real Sociedad.

Ansola permaneció 4 temporadas en la Real Sociedad. Jugó 87 partidos de Liga y marcó 34 goles. Con él en el equipo la Real obtuvo la 4ª plaza en la Liga las temporadas 1973-74 y 1974-75, debutando por primera vez en su historia en la Copa de la UEFA. Su hueco en el equipo fue cubierto, entre otros, por un delantero emergente llamado Jesús María Satrústegui. Se retiró en 1975 con 35 años de edad.
Ansola falleció en 1986 a los 46 años de edad y en su localidad natal, a consecuencia de un tumor cerebral.

Fue internacional con la Selección nacional de fútbol de España en 5 ocasiones. No llegó a marcar ningún gol.
Su debut con la selección española se produjo en Madrid el 8 de diciembre de 1965, en un amistoso contra Inglaterra, que España perdió por 0-2. Por aquel entonces era jugador del Real Betis. Sus restantes 4 partidos como internacional los jugaría siendo jugador del Valencia CF. Participó en el Mundial de Inglaterra en 1966.
Su último partido como internacional fue el 3 de abril de 1968 en el partido de ida de cuartos de final de la Eurocopa de fútbol 1968, disputado en el Estadio de Wembley contra Inglaterra, que España perdió por 1-0.

viernes, 24 de octubre de 2014

Cayetano Ré (1938-2013)


Cayetano Ré Ramírez (Asunción, Paraguay; 7 de febrero de 1938 - Elche, Alicante; 26 de noviembre de 2013) fue un futbolista y entrenador de fútbol paraguayo nacionalizado español. Jugaba de delantero y desarrolló toda su carrera profesional en España. Como entrenador dirigió, entre otros equipos, a la selección de su país en la Copa Mundial de 1986 en donde se volvió en el primer técnico en ser expulsado del campo de juego por exceso de protestas al árbitro.

Debutó profesionalmente en 1958 con el Club Cerro Porteño. Posteriormente se desempeñó durante once temporadas en tres equipos de la primera división de la Liga española, era un delantero de baja estatura pero escurridizo y rápido. Llegó al Elche en 1959 procedente del Club Cerro Porteño con la categoría de figura destacada, ya que era internacional por la Selección Paraguaya y había disputado la Copa Mundial de Fútbol 1958. En las filas ilicitanas demostró su valía y en abril de 1962 fichó por el FC Barcelona, equipo con el que jugó 167 partidos y marcó 94 goles, consiguiendo el título de campeón de Copa 1962-1963. Ré gozaba de una gran capacidad goleadora que demostró con creces en los años que lució la camiseta azulgrana, hasta el punto que fue el "Pichichi" de la Liga española de fútbol 1964-1965, con 25 goles en 30 partidos, cinco goles más que el segundo máximo realizador, el delantero brasileño del Valencia C. F. Waldo. En febrero de 1966 fue traspasado al RCD Espanyol donde también triunfó plenamente hasta 1971. Su última temporada como futbolista fue la 1971-1972, en las filas del Terrassa.


Con el FC Barcelona jugó 84 partidos de Liga, consiguiendo 56 goles. Su promedio fue de 0,66 goles por encuentro. Llegó procedente del Elche por 1,5 millones de pesetas.
Delantero centro astuto y habilidoso, fue un jugador muy querido por la afición del Camp Nou. Pese a ser un jugador de pequeña estatura, era de los que siempre 'mordía' cuando saltaba al terreno de juego. Comprometido en todo momento alcanzó la condición de ídolo por su garra, regate y 'hambre' de triunfo. Siempre recuerda que “en el Barcelona jugábamos a ganar todos los partidos, nunca a empatar. Así que es normal que generásemos muchas ocasiones de gol en un encuentro”.
Su etapa barcelonista terminó mal. Además de que nunca fue valorado económicamente como uno de los cracks del equipo, fue apartado por el entonces entrenador, Roque Olsen, junto al extremo Vicente después de perder el Barça un partido en Elche (1-0).
Tras abandonar la disciplina del FC Barcelona pudo fichar por el Real Madrid, pero acabó decidiéndose por la oferta del Espanyol. Siguió su carrera en el fútbol catalán, pasando por las filas del Terrassa y colgando las botas en el Badalona. Ré dejó el Barça por divergencias con la junta directiva.
Después de colgar las botas se pasó al mundo de los banquillos, cumpliendo en este capítulo una larga trayectoria. Dirigió al Eldense (en dos etapas), Almería, Onteniente, Córdoba, Elche, Club Guaraní (Paraguay), Paraguay (selección nacional, con la que estuvo en el Mundial de México'86), Betis, Deportes Temuco (Chile), Deportivo Sipesa (Perú), América (México) y Necaxa (México).
La temporada en la que se proclamó Pichichi fue la 1964-65, en la que anotó 25 conquistas en 30 partidos, obteniendo un promedio de 0,83 goles por encuentro. Su trayectoria deportiva transcurrió por los siguientes equipos: Cerro Porteño (1958-59), Elche (1959-1962), FC Barcelona (1962-1966), Espanyol (1966-1971), Terrassa (1971-1972) y Badalona (1972-73). No consiguió el éxito con el FC Barcelona en la Liga pero sí conquistó una Copa del Generalísimo (1963) y una Copa de Ferias (1966).

jueves, 16 de octubre de 2014

José Antonio Zaldúa (n. 1941)



José Antonio Zaldúa Urdanavia, conocido en el mundo del fútbol como Zaldúa, fue un futbolista español nacido el 15 de diciembre de 1941 en Elizondo (Navarra).
Jugador que se situó en la posición de delantero, destacó por su facilidad goleadora y con 145 goles en partidos oficiales de liga, es uno de los máximos goleadores en la historia del Fútbol Club Barcelona.
Debutó en Primera División con el Real Valladolid Club de Fútbol el 17 de enero de 1960 en Elche.
Llegó al Barça procedente del Valladolid en el verano de 1961 y su demarcación era la de delantero centro. En el Barça se mantuvo hasta 1971 (excepto la temporada 1964-65 en la que fue cedido al Osasuna), para jugar sus últimas cuatro temporadas (hasta 1975) en el Sabadell. Enormemente luchador y notable rematador de cabeza, era capaz de conseguir los goles más increíbles y fallar los más impensables provocando la desesperación del público. El 21 de Mayo de 1969 el Barça juega en Basilea la final de la IX Recopa de Europa ante el Slovan de Bratislava. Zaldúa marca un gol pero desperdicia dos ocasiones irrepetibles prácticamente seguidas ya en la segunda parte a un metro de la meta del portero checo. El Barça perdería aquella final por 3-2 y el jugador navarro abandonaría el estadio llorando. En la prensa de la época apareció una foto suya con el titular: "Las lágrimas de la desesperación".


Zaldúa disputo entre 1961 y 1971 en el Barça un total de 357 partidos consiguiendo la nada despreciable suma de 175 goles, pero nunca consiguió ganar una Liga. En una década gris para el Barça -la más gris de toda su historia- Zaldúa conseguiría las Copas de 1963, 1968 y 1971 (en esta última temporada apenas fue alineado) y la Copa de Ferias de 1966.

Terminó su carrera profesional jugando con el Centre d'Esports Sabadell Futbol Club desde la temporada 1971/72 de la Primera División de España.

Jugó tres partidos con la Selección española de fútbol y cuatro con la de Cataluña. Su debut con la sub 21 fue el 2 de febrero de 1961 en Grenoble (Francia) donde España venció por 2- 0. El debut con la absoluta fue el 10 de diciembre de 1961 en París (Francia) con un resultado de 1 - 1. Sus otros encuentros con la Selección fueron el 30 de octubre de 1963 en Belfast, Irlanda del Norte 0-España 1 y el último el 1 de diciembre de 1963 en Valencia, España 1- Bélgica 2.

jueves, 9 de octubre de 2014

José García Castro "Pepillo" (1934-2003)


José García Castro, conocido futbolísticamente como Pepillo (Melilla, España, 10 de junio de 1934 - 2003), fue un ex futbolista español. Jugaba de delantero y su primer equipo en Primera División fue el Sevilla FC.
También era conocido como Pepillo II para diferenciarlo del que también fuera jugador del Sevilla FC entre 1939 y 1945 José Díaz Payán, también conocido como Pepillo.

Pepillo, que fue jugador de diversos equipos, del CD Málaga, Real Madrid, Melilla, Sevilla, Mallorca y River Plate, nació en Melilla el 10 de julio de 1933 y jugó dos temporadas en el equipo de su tierra, seis en el Sevilla, tres en el Real Madrid, una en el River Plate argentino, cedido por el club madridista, dos en el Mallorca y tres en el Málaga.
Al Sevilla llegó en la temporada de 1953-54, procedente del Melilla, y con el club sevillano logró un subcampeonato de Liga 56-57, el subcampeonato de Copa de 1955, tres trofeos Carranza consecutivos: 1955, 1956 y 1957, el Trofeo Teresa Herrera de 1954 y jugó la Copa de Europa de 1958.
Tras su paso por Nervión, fichó en 1959 por el Real Madrid hasta 1962, para después jugar en el Mallorca, River Plate y Málaga, y fue internacional en nueve partidos. En el Madrid jugó con Puskas, Di Stéfano, Zárraga, Canario, Didí o Paco Gento y en la temporada 1959-60 fue el máximo goleador con 16 tantos, cinco de los cuales se los endosó al Elche en un encuentro en el que el conjunto blanco venció por 11 tantos a 2.

A principios de los años 60, y como consecuencia del fracaso de la selección argentina en el Mundial de Suecia ’58, los presidentes de River y Boca, Antonio Liberti y Alberto J. Armando, decidieron conjuntamente inundar sus planteles con jugadores foráneos, novedosa (y calamitosa) iniciativa que fue bautizada como ‘fútbol espectáculo’ por los medios. Así, en marzo de 1961, River incorporó cedido a José García Castro, Pepillo, delantero procedente del Real Madrid multicampeón, donde era suplente de Alfredo di Stéfano.

Delantero centro fuerte y con buen cabezazo, no tuvo suerte en su fugaz paso por River, en 1961, club que sufría un gran vacío en ese puesto tras la marcha dos años atrás de Ángel Labruna, máximo goleador de River y del fútbol argentino con 293 tantos. Pese a que no pudo ganar la liga (la Banda fue tercera, detrás de Racing –el campeón- y San Lorenzo), Pepillo se las arregló para marcar siete goles en 18 partidos, anotando en los cuatro clásicos: a Boca, con un fuerte disparo de tiro libre que supuso el 2-2 definitivo a siete minutos del final, a San Lorenzo, a Racing y a Independiente. El resto se los marcó a Vélez, Argentinos y Central.

Entre 1962 y 1964 jugó con el Real Mallorca y entre 1964 y 1967 con del CD Málaga.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Adelardo Rodríguez (n. 1939)


Adelardo Rodríguez Sánchez (Badajoz, 26 de septiembre de 1939), es un exjugador internacional español de fútbol. Su posición era la de centrocampista y desarrolló una larga carrera en el Atlético de Madrid, club en el que es el jugador que más partidos ha disputado en toda su historia.
Fue internacional catorce veces con la Selección española, con la que participó en dos Mundiales (Chile 1962 e Inglaterra 1966).

Su inicio futbolístico tuvo lugar en equipos de base de su tierra, como el Ferrocarril y el Betis Club Extremeño de Badajoz. Aún en edad juvenil debutaría en Segunda División con el CF Extremadura, de donde es traspasado en 1957 al Club Deportivo Badajoz, también en el grupo II de Segunda División.
En junio de 1959 el Atlético de Madrid disputó en Badajoz un torneo amistoso, y unos días después, Adelardo fichaba por el club rojiblanco por petición del técnico Ferdinand Daučík.
Su debut en Primera División tuvo lugar el 13 de septiembre de ese año, en el partido que disputaron en la primera jornada de la Liga 1959/60 su equipo y la Unión Deportiva Las Palmas en la capital canaria. El Atlético ganó 0-3 y Adelardo fue autor, a los once minutos de juego, del primer gol de los rojiblancos.
En el Atlético permaneció durante diecisiete temporadas, en las que disputó un total de 511 partidos oficiales (401 en Liga) en los que marcó 113 goles (73 en Liga). Aún hoy es el jugador que más partidos ha vestido la camiseta del Atlético de Madrid en toda la historia.
Con el conjunto rojiblanco ganó tres títulos de Liga y cinco de Copa. Consiguió también una Recopa de Europa (1962), el primer título internacional ganado por el Atlético de Madrid, y una Copa Intercontinental, en 1975.
Tras su retirada, el Atlético de Madrid le tributó un partido homenaje, disputado en el Estadio Vicente Calderón el 1 de septiembre de 1976, encuentro que finalizó con la victoria por un gol a cero del equipo visitante, la Selección de México.
Tras retirarse del fútbol quiso seguir ligado al deporte, militando en el Inter Fútbol Sala con el que consiguió ganar el primer torneo oficial organizado por la Real Federación Española de Fútbol en esta modalidad deportiva. También presidió el Club Deportivo Badajoz, equipo de su ciudad.

Adelardo fue internacional un total de 14 veces con la Selección de fútbol de España.
Su debut tuvo lugar el 6 de junio de 1962, en el Mundial de Chile, cuando fue alineado por el seleccionador, Pablo Hernández Coronado, en el partido que España disputó ante Brasil, cayendo derrotada por 2 goles a 1. Adelardo fue el autor del único gol español.
Formó parte de la convocatoria para la Eurocopa de España de 1964, que acabó ganando la Selección española, aunque Adelardo no disputó ningún partido. Sí lo hizo en su segundo Mundial, el de Inglaterra 1966.
Además de en su debut, Adelardo marcó otro gol con la selección, en el partido amistoso disputado ante Escocia en Madrid en junio de 1963.
Durante los ocho años en que fue internacional, cuatro seleccionadores contaron con sus servicios: Pablo Hernández Coronado, José Villalonga, Domingo Balmanya y Ladislao Kubala.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Cavernario Galindo (1923-1999)


Rodolfo Galíndo Ramírez (Chihuahua, 27 de septiembre de 1923 – 19 de julio de 1999), mejor conocido por Cavernario Galíndo, fue un luchador profesional y actor mexicano. Estuvo activo en el Consejo Mundial de Lucha Libre desde los años treinta hasta los noventa. La famosa llave en lucha libre moderna, la cavernaria, debe su nombre al suyo como luchador.
De muy joven, sobrevivió a un severo accidente automovilístico que le dejó cicatrices en el rostro por el resto de su vida. Debutó en la lucha libre a la edad de 15 años bajó el seudónimo de Ruddy Valentino, antes de ser conocido con el nombre que lo llevó a la fama. El fundador de la empresa de lucha libre mexicana, Salvador Lutteroth, se fijó en él debido a su capacidad en la lucha y a su aspecto físico, marcado por las cicatrices del accidente de auto, por lo que pensó para él un nombre que fuera más acorde tanto con su físico como con su temperamento; fue así que decidió llamarlo Cavernario Galíndo, nombre que el luchador supo aprovechar muy bien.
En sus combates mostraba una brutalidad sin precedente en la lucha libre profesional en México. Tal es así que existe una leyenda de que en una lucha en la década del cuarenta, el Cavernario destrozó a mordidas a una serpiente viva, causando horror y enojo entre el público.
El 1 de julio de 1949 derrotó al Tarzán López, ganando así el campeonato nacional semipesado, único título que ganaría en su carrera y que a la postre perdió ante Enrique Llanes en diciembre de 1950. Pero la rivalidad que marcó la carrera del Cavernario y que terminó por lanzarlo a la fama se dio a partir de 1951, ante Gory Guerrero, un luchador técnico famoso y querido por el público (sus combates se consideran aún hoy de los más sangrientos y violentos en la historia de la lucha libre); dicha rivalidad le ocasionó en uno de sus múltiples enfrentamientos una lesión en la garganta que dio origen a una de las más famosas características del Cavernario: su voz ronca.
Fue junto con El Santo, Blue Demon y Black Shadow uno de los luchadores más famosos de su época. Su popularidad se prolongó durante décadas y siguió luchando hasta la década del noventa.
Su carrera terminó cuando se rompió una de sus vértebras.
Murió pocos años después de esta lesión, a la edad de setenta y cinco años.
En 1996 fue exaltado al Salón de la Fama del Wrestling Observer Newsletter.


lunes, 8 de septiembre de 2014

Blue Demon (1922-2000)


Blue Demon (García, Nuevo León, México; 24 de abril de 1922-Ciudad de México; 16 de diciembre de 2000) era el nombre artístico de Alejandro Muñoz, un luchador profesional y actor mexicano.
Alejandro dejó la escuela de niño y se mudó a Monterrey a trabajar en los ferrocarriles. Se le presentó la oportunidad de conocer al luchador Rolando Vera a quien pidió le enseñara los secretos del pancracio. Rolando Vera adentró a Blue Demon en el mundo de la lucha libre y a decir del propio Demon fue también Rolando Vera quien le sugirió que portara una máscara de piel en color azul sin diseño alguno y adoptara el nombre que a la postre lo volvería legendario.
Empezó su carrera dentro de la lucha libre en Laredo, Texas con los sobrenombres de El Tosco y El Manotas, su primera pelea fue sin el uso de máscara junto a Chema López el 12 de marzo de 1948. Posteriormente modificó el diseño de su máscara original conservando el color azul pero agregando un antifaz plateado tomando como base el diseño de la máscara del luchador El Médico Asesino. En septiembre de 1948 debuta en la Ciudad de México enfrentándose a Benny Arcilla.
Empezó su carrera como luchador de estilo rudo; se consolidó haciendo pareja con Black Shadow. En 1952 El Santo derrotó a Black Shadow en una lucha de apuestas máscara contra máscara ante un lleno extraordinario en la mítica Arena México de la capital de ese país, hecho que originaría la clásica rivalidad entre El Demonio Azul y El Enmascarado de Plata. Blue Demon vengó a Black Shadow venciendo a El Santo en una serie de encuentros entre 1952 y 1953. En el primero de esos enfrentamientos mano a mano, Blue Demon derrotó a El Santo en dos caídas al hilo (consecutivas), pelea que además de lastimar el orgullo del plateado, lo obligó a otorgar al Demonio Azul una oportunidad por el campeonato mundial welter versión NWA. La misma arena que viera como Black Shadow dejaba su incógnita en manos de El Santo, atestiguaría como Blue Demon consumaba su venganza al destronar al plateado del título de los welters una noche de agosto de 1953. El resultado de este combate terminaría por encumbrar al Demonio Azul en el gusto de los aficionados a la par del mismo Santo.
La rivalidad y popularidad de ambos luchadores trascendió los encordados y llegó a los estudios cinematográficos en donde a pesar de ser rivales deportivos protagonizaron juntos unas 10 películas que los transformarían en héroes del cine e iconos de la cultura popular mexicana.
Blue Demon prolongó su carrera en los cuadriláteros durante 42 años, presentándose con éxito en rings de gran parte del continente americano. Su trayectoria en los sets cinematográficos aumentó su leyenda y lo hicieron llegar a lugares donde como luchador nunca estuvo físicamente. De esta manera Blue Demon es conocido por los aficionados a la Lucha Libre en países europeos como España, Inglaterra, Francia, y países asiáticos como Japón y Corea por citar algunos. En Canadá existe un grupo de rock llamados "The Blue Demon's" y tienen como característica el usar sus integrantes una máscara del Demonio Azul durante los conciertos.
Irónicamente dos personajes separados por la rivalidad como lo fueron Blue Demon y El Santo, han sido unidos por el tiempo y por la trascendencia de sus carreras, pues ambos figuraron en el cuadrilátero, en el ámbito cinematográfico e incluso en los cómics, cabe destacar que sus efigies fueron reproducidas en figuras de acción plásticas muy populares en la cultura mexicana. Por estas razones es prácticamente imposible citar a uno sin mencionar al otro. No obstante, al ser las dos máximas leyendas de la Lucha Libre mexicana y en consecuencia las dos incógnitas más valiosas de este deporte, nunca hubo un encuentro de máscara contra máscara entre estos dos colosos, pese a que la rivalidad entre ambos así lo exigía.
Ya retirado de los cuadriláteros y de los sets cinematográficos, Blue Demon falleció a consecuencia de un paro cardíaco a los 78 años, en su casa, después de haber ido por la mañana al gimnasio como cualquier otro día, el 16 de diciembre del año 2000 en Ciudad de México D.F. a la edad de 78 años.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

El Santo (1917-1984)


El Santo (23 de septiembre de 1917-5 de febrero de 1984) es el nombre artístico de Rodolfo Guzmán Huerta, un luchador profesional y actor mexicano. El nombre de El Santo surgió en 1942.

Es el más famoso de los luchadores en México y ha sido referido como "una leyenda" del cine de culto. Su carrera en la lucha libre duró casi cuatro décadas, durante las cuales se convirtió en un héroe popular y un símbolo de la justicia para el hombre común, ya que su personaje trascendió el ámbito de la lucha libre y se transformó en una especie de superhéroe al lograr un manejo muy hábil de su imagen en diversos medios masivos, de modo que se transformó en héroe de historieta con la publicación semanal editada por José G. Cruz, de ahí saltó al cine, donde protagonizó 52 largometrajes de enorme éxito en taquilla no sólo en México, sino en gran parte de América Latina, España y algunos lugares tan distantes como Líbano o Turquía.

Nació en Tulancingo, Hidalgo. Fue el quinto de siete hijos. Rodolfo llegó a la Ciudad de México en los años 1920, cuando su familia se asentó en el barrio de Tepito. En un inicio practicó béisbol y fútbol americano, pero después se interesó por la lucha. Aprendió Jūjutsu y luego lucha grecorromana; no se ha establecido cuándo comenzó exactamente su carrera de lucha como competidor, ya sea que fuese en la Arena Peralvillo Cozumel el 28 de abril de 1934 (usando su verdadero nombre), o en el Deportivo Islas, en la colonia Guerrero de la ciudad de México en 1935. Pero durante la segunda mitad de la década de 1930 se estableció como un luchador, usando los nombres de: Rudy Guzmán, El Hombre Rojo, El enmascarado, El Incógnito, El Demonio Negro, El Murciélago II. Este último nombre fue una copia de otro famoso luchador de esa época, y después de un reclamo por el nombre por parte del Murciélago original, Jesús Velásquez, la Comisión Mexicana de Boxeo y de Lucha declaró que Guzmán no podría utilizar ese nombre. Cabe señalar que Bobby Arreola había desenmascarado a Rodolfo Guzmán cuando empleaba el nombre de Murciélago II.

En los inicios de 1940, Guzmán se casó con María de los Ángeles Rodríguez Montaño (Maruca), una unión que produciría diez hijos: Alejandro, María de los Ángeles, Héctor Rodolfo, Blanca Lilia, Víctor Manuel, Miguel Ángel, Silvia Yolanda, María de Lourdes, Mercedes y Jorge Guzmán Rodríguez, El Hijo del Santo.
En 1942 su entrenador, don Jesús Lomelí, estaba armando un nuevo equipo de luchadores, todos con vestimentas plateadas, y quería que Rodolfo fuera parte de este equipo. Él le sugirió tres nombres: El Santo, El Diablo, o El Ángel, y Rodolfo eligió el primero. El 26 de abril luchó en La Arena México por primera vez como El Santo. Cabe mencionar que en un inicio combatía en el bando de los Rudos (lo cual no le favorecía para obtener el apoyo del público, ya que en la época la gente apoyaba en mayor medida a los técnicos); posteriormente se cambió al bando técnico. Bajo su nuevo nombre rápidamente desarrolló su propio estilo, y su agilidad y versatilidad lo hicieron muy popular. También cabe mencionar que como parte de su entrenamiento a mediados de la década de 1950 comenzó a entrenar en la arena coliseo de Guadalajara, Jalisco, en el plantel de Cuauhtémoc El Diablo Velasco, fundador de la primera escuela de lucha libre profesional, con quien pulió su estilo y forma de luchar.

A partir de 1952, el artista y editor José Guadalupe Cruz comenzó a publicar la historieta Santo, el Enmascarado de Plata, convirtiéndolo en el primer personaje luchador de la historieta mexicana, cosa que también hicieron Black Shadow, Huracán Ramírez, El Solitario y Tinieblas, usando la misma técnica creada por José G. Cruz (color sepia y fotomontaje en fondos dibujados). La historieta se publicó hasta los años ochenta. En los primeros años era el propio luchador quien posaba para las fotos de la historieta, pero luego de unos años (y algunos problemas legales) fue sustituido por Héctor Pliego, Míster México 1969, y el personaje se tuvo que diferenciar del original sin emplear mallas y sumando una "S" sobre un círculo negro en la frente de la máscara.
En los finales de los años 50 Fernando Osés, luchador y actor, invitó a Guzmán a trabajar en películas, propuesta que aceptó, aunque sin abandonar su carrera en la lucha libre, compaginando ambas actividades. Fernando Osés y Enrique Zambrano escribieron libretos para las dos primeras películas de Santo, Santo contra el Cerebro del Mal y Santo contra los Hombres Infernales, ambas estrenadas en 1958, y dirigidas por Joselito Rodríguez. La filmación se llevó a cabo en Cuba, y el rodaje terminó un día antes que Fidel Castro entrara en La Habana y declarase la victoria de la revolución cubana.
Aun cuando ambas películas tenían un bajo presupuesto y fueron altamente improvisadas, tuvieron gran aceptación por parte del pueblo mexicano y se convirtieron rápidamente en éxitos de taquilla, abriendo camino para más películas de Santo.
El estilo de estas películas fue esencialmente el mismo durante las 52 películas que protagonizó, con argumentos donde actuaba como superhéroe luchando contra criaturas sobrenaturales, científicos locos o el crimen organizado. Contaban con un tono similar a las películas y series de televisión clase B de los EE.UU. (B-movies fueron las películas que se caracterizaron por un muy bajo presupuesto y argumentos fantásticos, en la década de los 60), quizás muy similar a la serie de Batman de 1960.


Santo jamás perdió su máscara plateada en combate y se creó el mito de que nunca se quitaba su máscara. Se retiró de los encordados en 1982. A principios de los años 80, se presentó en el programa "Contrapunto" de Jacobo Zabludovsky, donde el presentador logró despojar de su máscara a "Santo", aunque sólo mostró una pequeña parte de su rostro. El 5 de febrero de 1984 murió de un infarto de miocardio después de una actuación en el Teatro Blanquita; este no era su primer infarto, ya que algunos años antes había sufrido uno mientras se desarrollaba una lucha en contra de los Misioneros de la Muerte. Al día siguiente fue sepultado en Mausoleos del Ángel ante 10 mil personas que fueron a despedirlo, así como varios luchadores, entre ellos Black Shadow y Blue Demon, quienes cargaron el féretro.

viernes, 8 de agosto de 2014

Ramón Miralles (n. 1936)


Ramón Miralles Sarrión nació en Játiva, Valencia, el 27 de diciembre de 1936.
Jugó de interior o delantero centro. Jugó sucesivamente por el Olímpico de Xativa, Mestalla, Atlético Baleares, Mestalla, de nuevo.

En julio de 1961 fue contratado por el Córdoba CF y en su primera temporada en el conjunto andaluz logró el ascensó a Primera División. Los tres años siguientes en Primera fueron muy buenos, lo que hizo que diversos equipos se fijasen en él para contratarlo.

Ficha por el RCE Espanyol los últimos días de Julio de 1965. No es precisamente un pipiolo (28 años) pero le avala una excelente trayectoria de 4 temporadas en el Córdoba CF.
Llegado a tierras andaluzas tras su frustrada experiencia en el Valencia CF, Miralles participa activamente en uno de los momentos más históricos del club verdiblanco: el primer ascenso a 1ª División (1961-62). Sus goles no sólo ayudan al logro, también facilitan la posterior consolidación en la élite del fútbol hispano. 11 y 10 dianas en las temporadas 1962-63 y 1964-65 respectivamente, son cifras más que respetables.
El RCD Espanyol forma parte de sus víctimas. En los cuatro enfrentamientos mantenidos entre ambos clubes en las campañas 1963-64 y 1964-65, 4 de los 9 tantos que los del Arcángel endosan a los blanquiazules llevan su firma.

Interior derecha talentoso y de gatillo fácil, Miralles era un jugador tenaz, agresivo. Adaptable a diversas posiciones en ataque. Bueno con ambos pies. Notable con la cabeza. Un peligro en el área.
Su puesta de largo como blanquiazul llega la noche del 12-9-1965 en Sarriá frente al Real Zaragoza (1-1). Ese mismo día, junto a Miralles, también debutan Amas y José María. El quinteto atacante, pura ilusión, lo completan Alfredo Di Stefano y Rodilla. Nada que ver con la mediocridad de años atrás.
Miralles entra con buen pié. Titular indiscutible. Goleador. Y no sólo en Liga. También en Copa de Ferias. Suyo es el gol que maquilla la derrota frente al Sporting de Lisboa en la ida del Jose Alvalade (2-1) y el que significa el momentáneo (2-3) en el camino hacia la memorable remontada del 24-11-1965 en Sarriá (4-3).
La cosa no queda ahí. Sólo unos días más tarde (5-12-1965) el de Játiva vuelve a hacer de las suyas. Esta vez ante un Pontevedra CF que, pásmense,  llega a Sarriá como sorprendente líder de la Liga cuando se llevan jugadas 11 jornadas. Los gallegos, tras mantener largo tiempo el (0-0) inicial, esquivan incluso la amenaza de un penalty en contra que José María lanza al limbo. Pero entonces aparece Miralles. Dos goles en apenas 10 minutos despiertan del sueño al conjunto granate (2-0).
A la semana siguiente partido especial. El RCD Espanyol visita Mestalla, el feudo en que Miralles no pudo triunfar. Con ganas de demostrar su verdadera valía, anota el gol que adelanta a los blanquiazules en el minuto 20' (0-1). Pero esta vez la cosa no acabará bien. El partido, lleno de brusquedades, acaba con 9 jugadores por bando y con derrota final (2-1).
Todo va como una seda hasta la mañana del 2-1-66. Todavía con la resaca del Nuevo Año la UD Las Palmas visita feudo blanquiazul. Primer partido de la 2ª vuelta y Miralles, como de costumbre, luce el dorsal 8. Para él, sin embargo, no será un partido más.
La extrema dureza de los canarios, consentida por el colegiado castellano Pardo Hidalgo, acaba teniendo consecuencias. Miralles, cazado poco después de la media hora, deja el césped sin esperar al intermedio y ya no reaparece tras el descanso. Rotura del ligamento lateral interno de la rodilla derecha. Adiós a la temporada. Una verdadera desgracia.
Cuando se recupera, el escenario es otro. Mucho mejor para el RCD Espanyol, pero bien distinto para él. Con la llegada de Marcial y Cayetano Re, el equipo da un salto de calidad indiscutible en la campaña 1966-67. Es la eclosión de "Los 5 Delfines", un quinteto atacante que juega de maravilla y encandila a la parroquia como hacía tiempo no se recordaba.
Marcial, con clase para regalar, se apodera del número 8. Pero no es el fin de Miralles. Ni mucho menos. Su tenacidad no conoce la palabra rendirse. Siempre al quite y gracias a su polivalencia, acabará por convertirse en un recambio de lujo para cualquiera de las piezas de la vanguardia españolista.
Juega poco, es cierto, pero aprovecha sus oportunidades. Su olfato de gol sigue intacto. En 15 partidos logra 3 goles. Casi siempre decisivos. Como el que supone la victoria en la Creu Alta ante el CD Sabadell (0-1) o el que acaba con la resistencia del Real Zaragoza en Sarriá (2-1). La grada le tiene un aprecio especial. No tardan en llamarle "El Sexto Delfín". En aquellos momentos, todo un honor.
Hubo quien llegó a decir que con el de Játiva en el equipo, los blanquiazules incluso jugaban mejor. Casualidad o no, hay un dato estadístico irrefutable: En la campaña 1966-67 "Los 5 Delfines" jugaron juntos 15 partidos en los cuales el RCD Espanyol sumó 15 puntos. Pues bien, curiosamente, en los 15 encuentros en los que tomó parte Miralles.....el RCD Espanyol logró mejores registros (21 puntos).
Para desgracia blanquiazul el fenómeno de "Los 5 Delfines" fue más bien efímero. Lejos de las expectativas creadas, la temporada 1967-68 es un canto a la mediocridad. Pero no por ello Miralles dejó de ver puerta. Sin ser titular indiscutible (sólo llegó a disputar 12 encuentros) logró la nada despreciable cifra de 6 goles.

Tras 3 temporadas como blanquiazul y viendo que su probada efectividad ante la meta rival no le garantizaba más minutos como titular Miralles, ya con 30 años, marchó al Granada CF finalizada la temporada 1967-68.
Adiós a un jugador de probada rentabilidad (15 goles en 45 partidos). Se lesionó en el peor momento. Cuando mejor estaba jugando. Luego vinieron "Los "5 Delfines" y ni aun así consiguieron cerrarle el camino. Que entre aquella colección de estrellas fuera conocido como "El Sexto Delfín", lo dice todo de Miralles.
Batallador, oportunista, condición ésta que le facultaría para figurar en cualquier alineación. Pero su gran “desgracia “ es que tenía delante a los cinco delfines, hecho que le condenaba estar siempre a la espera desde el banquillo.

En el Granada jugó dos temporadas más y posteriormente en el Ontinyent CF (1970-1971). Una vez retirado fue entrenador de equipos como el Levante UE (1976-1977) y la UD Alzira (1977-1978).
  

viernes, 1 de agosto de 2014

Cesáreo Rivera (n. 1940)

 
Cesáreo Rivera Pérez nació el 9 de marzo de 1940 en Carballiño (Ourense)En la villa ourensana de Carballiño, en el equipo del Sporting se inició en la práctica del fútbol. Luego perteneció al equipo juvenil del Santiago, donde mostró cualidades y aptitudes que motivaron su encuadramiento en el Club Deportivo Ourense, que militaba en Tercera División. Fue en este equipo donde se confirmó la valía de Rivera como delantero, y desde que comenzó a brillar en el Ourense, el Celta puso en juego todo su arsenal de recursos para incorporar a Rivera a su alineación.

Como las ofertas económicas de los vigueses no convencían a los directivos ourensanistas, se intentó llegar con la amistad a donde no se llega con el dinero y les cedieron por un año al defensa Antón Las Heras. También Rivera puso todo de su parte, pero dejó indiferentes a los directivos ourensanos cuando les habló del color que tenían las ilusiones de su infancia. Al final, el Ourense hizo el negocio de su historia traspasando a un jugador de sangre celeste por una cifra que el Sevilla pudo pagar.
Hubo que esperar cinco largos años de magia en el Sánchez Pizjuán para comprobar que se vuelve siempre al primer amor. Nada importó que el Celta cumpliese su séptima temporada en Segunda ni que clubes como el Atlético de Madrid le hiciesen mejores ofertas, porque en el verano de 1965 Rivera fichó por el Celta de Vigo.
 
Por eso, tras conocer la gloria en el Sevilla, llegó justo a tiempo para que el Celta retornase a la Primera División; consiguiese la permanencia en Riazor lanzando Rivera una falta de forma magistral que enviaba además al Coruña a Segunda; y para conseguir en 1971 la quimera de que el equipo más pobre de la Liga jugase la UEFA bajo el reinado de su brazalete.

Los aficionados de la época consideraban a este jugador un prodigio en la conducción del ataque, un maestro en la ejecución de las faltas y algunas veces un centrocampista de insultante calidad.

Durante los años que el Celta disfrutó de Rivera, el carballinés, se convirtió en un jugador muy rentable, haciendo baratos los dos millones que el Celta pagó al Sevilla por su traspaso.
Rentable, como en la campaña 1967-68, en la que disputó los treinta partidos completos de la liga. Ni una lesión, ni una gripe, el centrocampista goleador, que junto a Abel consiguió el pichichi de segunda división, fue un ejemplo para sus compañeros.

Tras siete años en el Celta, con 32 años, decide abandonar el futbol, tras haber cumplido uno de sus sueños de niño, vestir la camiseta del Real Club Celta. Y no solo la vistió, sino que llegó a ser uno de los más grandes futbolistas que la han vestido.

miércoles, 9 de julio de 2014

Félix Ruiz (1940-1993)


Félix Ruiz Gabari (nacido el 14 de julio de 1940 en Olite, Navarra - fallecido el 11 de febrero de 1993 en Madrid) fue un ex-futbolista español. Jugaba de centrocampista y su primer club fue el CA Osasuna.
Comenzó su carrera en 1958 jugando para CA Osasuna. Jugó para el club hasta 1961. En ese año se fue al Real Madrid, en donde estuvo hasta 1969. En 1971 se fue al Toluca de Santander, club en el cual se retiró del fútbol.
Fue internacional con la Selección de fútbol sub-18 de España y la selección mayor entre 1958 y 1963 en cuatro partidos.

Hijo del legendario osasunista Félix Ruiz Escalera, el pequeño Félix empezó a despuntar en el Erri-Berri y en la selección navarra juvenil, tanto que enseguida fue llamado por Osasuna para engrosar las filas rojillas, en las que militó junto a otro olitense, Adolfo Marañón.
Allí estuvo hasta que el mismísimo Real Madrid de don Alfredo di Estéfano, en 1961, se fijó en la incombustible combatividad y la categoría de este interior, que aunó trabajo y calidad en el conjunto merengue durante varias temporadas. Internacional, seis veces campeón de Liga e integrante del Real Madrid ye-yé que derrotó en la final de Copa de Europa de 1966 al Partizán de Belgrado, Ruiz sólo tuvo un hándicap: las lesiones musculares mermaron su espléndido poderío físico y forzaron su temprana retirada a finales de los sesenta, cuando aún no había cumplido los 30. Con el Real Madrid jugó 144 partidos y marcó 44 goles.

martes, 1 de julio de 2014

José Veloso (n. 1937)


José Luis Fidalgo Veloso (nacido el 23 de marzo de 1937 en Santiago de Compostela, La Coruña) es un ex-futbolista español. Jugaba de delantero y su primer club fue el Santiago CF.
Comenzó su carrera en 1955 jugando para el Santiago CF. Jugó para el club hasta 1957. En ese año se fue al Celta de Vigo "B", en donde estuvo hasta 1958. En ese año se pasó a otro club gallego, el Deportivo La Coruña, en donde estuvo jugando hasta 1965. En ese año se pasó a las filas del Real Madrid, jugando en ese equipo hasta 1969. En ese año, José se integró a las filas del CD Ourense. Jugó para ese equipo hasta 1970. En ese año se fue al Rayo Vallecano, jugando hasta el año 1972. En ese año se pasó a la SD Compostela, donde se retiró en 1973.
Ha sido internacional con la Selección de fútbol de España entre 1962 y 1963.
Como delantero centro Veloso destacaba por su gran potencia de disparo a puerta, siempre fue un jugador muy habilidoso en el área rival, se caracterizó por su oportunismo, logrando incluso goles arrebatando el balón al portero cuando sacaba de puerta. Fue varias temporadas máximo goleador en el Deportivo. Su puesto habitual era el de delantero centro pero podía ocupar cualquier puesto de ataque. Su paso por el Real Madrid fue bastante menos glorioso que el de Amancio y el equipo merengue lo acabó traspasando al Orense en la temporada 69-70.

martes, 24 de junio de 2014

Amancio Amaro (n. 1939)


Amancio Amaro Varela (La Coruña, 17 de octubre de 1939) es un futbolista español retirado. Su posición fue la de delantero. Campeón de Europa de clubes y selecciones y ganador del Balón de Bronce en 1964, es considerado, junto a Luis Suárez, el mejor jugador gallego de todos los tiempos. Lideró junto al veterano Paco Gento, la histórica generación de futbolistas españoles del Real Madrid de la década de los 60, denominados los "Yé-Yé", que dominaban el fútbol español y que lograron la sexta Copa de Europa de la historia del club.
Amancio Amaro fue apodado El Brujo por su facilidad para realizar regates inverosímiles.
Amancio Amaro empezó su carrera a los quince años en el equipo juvenil de su ciudad natal, el Victoria, y en la temporada 1958-59 se incorporó al Deportivo de La Coruña, que en aquellos tiempos militaba en la segunda división. Al ascender el Deportivo a primera división, Amancio empezó a llamar la atención de los ojeadores de equipos importantes, entre ellos el Real Madrid.
El fichaje de Amancio por el Real Madrid estuvo a punto de no llegar a buen puerto, ya que de no haber sido por la insistencia de Santiago Bernabéu en el fichaje del jugador, su astronómica ficha hubiese echado a perder las negociaciones.
Junto con el fichaje de Amancio por el Real Madrid en junio de 1962, también llegaron Ignacio Zoco, Lucien Müller y Yanko Daucik. En estos momentos el equipo vivía una etapa de transición, ya que años atrás había barrido tanto dentro, como fuera de las fronteras. Amancio debutó en competición europea frente al RSC Anderlecht (3:3 en el Santiago Bernabeu), y en liga frente al Real Betis en Sevilla, con un resultado de 2:5 a favor del Real Madrid.
Como jugador del Real Madrid la fama de Amancio alcanzó tal renombre internacional, que tuvo el honor de ser convocado para una selección mundial, auspiciada por la FIFA.
Amancio se retiró en 1976 y pasó al cuerpo técnico del Real Madrid.
Amancio vistió la elástica española en 42 ocasiones, debutando ante Rumanía en noviembre de 1962. Con la selección española, Amancio fue párticipe del uno de los mayores logros de la historia de la selección absoluta, la Eurocopa 1964, al vencer por 2:1 a la Unión Soviética.


Al retirarse, Amancio inició una nueva etapa en el banquillo. Empezó entrenando a los juveniles del Real Madrid durante una temporada. Al final de esta se dedicó a sus negocios. En 1982 fue repescado por Luis de Carlos, quien acababa de ganar las elecciones a la presidencia.
Amancio se hizo cargo del Castilla C. F., con el que conquistó el campeonato nacional de Segunda División, en su segunda temporada. En aquel conjunto se formó deportivamente la famosa «Quinta del Buitre», compuesta por Emilio Butragueño, «Míchel», «Manolo» Sanchís, Rafael Martín Vázquez y Miguel Pardeza.
En la temporada 1985-86 se hizo cargo del primer equipo, aunque los resultados no acompañaron y Amancio dejó el puesto. Tras una etapa como informador, Amancio dejó el Real Madrid para incorporarse a la firma deportiva Kelme, de la que fue delegado y responsable para el área de Madrid.
En julio de 2000 se presentó como vocal en la candidatura a la Presidencia y Junta Directiva del Real Madrid que encabezó el presidente del Club, Florentino Pérez, saliendo elegido vocal de la junta. Desde ese puesto propició la incorporación de ex jugadores madridistas en distintos puestos de responsabilidad del club. La Junta Directiva del Real Madrid acordó que Amancio Amaro se hiciese cargo de la organización del Centenario del Real Madrid.
 

martes, 17 de junio de 2014

Luis Aragonés (1938-2014)


José Luis Aragonés Suárez Martínez (Hortaleza, 28 de julio de 1938 - Madrid, 1 de febrero de 2014) fue un jugador y entrenador de fútbol español. Como jugador, su posición natural en el campo fue la de centrocampista y su principal equipo fue el Club Atlético de Madrid, donde destacó como jugador durante los años 60 y 70. Disputó un total de 360 partidos en la Primera División de España marcando 160 goles.

Luis Aragonés nació en el desaparecido municipio de Hortaleza (hoy día un distrito de la ciudad de Madrid) el 28 de julio de 1938. Empezó jugando en el colegio de los jesuitas de Chamartín y posteriormente pasó al Club Getafe Deportivo, actual Getafe Club de Fútbol, hasta 1958, año en el que fichó por el Real Madrid CF. Con el equipo blanco no dispone de oportunidades, y finalmente es cedido durante las siguientes temporadas a tres equipos: Real Club Recreativo de Huelva, Hércules CF y Plus Ultra, actualmente Real Madrid Castilla.
A mediados de la temporada 60-61 empieza a jugar en calidad de cedido en el Real Oviedo, equipo con el que debuta en la Primera División de España el 11 de diciembre de 1960, en el partido Real Club Deportivo Mallorca 1-0 Real Oviedo. Con este club juega hasta final de temporada. En la temporada siguiente ficha por el Real Betis Balompié, desvinculándose del Real Madrid. Aragonés no llegó a debutar nunca con el Real Madrid CF en partido oficial. Con el Real Betis Balompié juega tres temporadas disputando 82 partidos de Liga en los que marca 33 goles.
En 1964 se incorpora al Club Atlético de Madrid. En ese club jugaba como interior derecho erigiéndose en el cerebro organizador del ataque rojiblanco. Aragonés, cuyo juego y visión fue mejorando año tras año, también llegó a ser un gran especialista en tiros de falta y penaltis. En su primera temporada en el Atlético consiguió una Copa del Generalísimo de Fútbol y quedó segundo en el campeonato de Primera División Española. Al año siguiente Luis conseguiría su primera liga en Primera. En los siguientes años consiguió otras dos Ligas y otra Copa del Generalísimo de Fútbol. En la temporada 1969-1970 obtuvo el Trofeo Pichichi, al máximo goleador de la Liga, compartido con Amancio Amaro y José Eulogio Gárate; los tres anotaron 16 goles.
En la final de la Copa de Europa que el Club Atlético de Madrid disputó contra el FC Bayern de Múnich en el Estadio Heysel de Bruselas (actual Estadio Rey Balduino) el 15 de mayo de 1974, Luis adelantó al equipo rojiblanco en el marcador con un tiro de falta directa en la prórroga, con una maestría tal que al momento en que el balón superó la barrera ya supo que era imparable y se volvió hacia el centro del campo con la mano derecha en alto, festejando. A pesar del gol de Aragonés el equipo alemán empató el partido al borde del final, y dos días después se celebró el desempate, que ganó el FC Bayern de Múnich por 4-0. Este fue el colofón de su carrera como jugador, retirándose con casi 36 años.

Fue internacional con la Selección de fútbol de España en 11 ocasiones. Su debut internacional fue el 8 de mayo de 1964 en el partido Escocia 0-0 España. Luis Aragonés marcó un total de tres goles con su selección.

En la temporada siguiente (74-75) el Club Atlético de Madrid le ofrece ser el entrenador del equipo. Luis Aragonés, que esa temporada había jugado seis partidos de Primera División de España, decide retirarse como futbolista e iniciar su carrera como entrenador. Sustituyó en el banquillo a Juan Carlos Lorenzo en la jornada 10. Finalmente, el Club Atlético de Madrid disputa la final de la Copa Intercontinental ante Club Atlético Independiente debido a que el FC Bayern de Múnich no quiso presentarse a ésta por los problemas políticos en los que estaba sumida Argentina. Así el Club Atlético de Madrid juega la final de la Copa Intercontinental en 1975, y la gana gracias los goles de Javier Irureta y Ayala, siendo el único equipo europeo que ha ganado este torneo sin haber sido Campeón de Europa. Consigue ganar la Copa Intercontinental, al poco tiempo de iniciar su andadura por el banquillo rojiblanco. En 1976 gana la Copa del Rey de fútbol y un año más tarde gana su única Primera División de España como entrenador. Al finalizar la temporada 77-78 abandona el banquillo rojiblanco. Aunque en la temporada siguiente entrena al equipo durante unas pocas jornadas (desde la jornada 6 a la 9). En la temporada 79-80 vuelve a entrenar al Club Atlético de Madrid desde la primera jornada, aunque los malos resultados no le permiten finalizar la temporada.
En 1981 empieza a entrenar al Real Betis Balompié, aunque solo estuvo en el banquillo verdiblanco la primera jornada, en la que el Real Betis Balompié perdió por dos goles a uno ante el Real Racing Club de Santander. En la temporada siguiente (82-83) vuelve al Club Atlético de Madrid. Consigue ganar una Copa del Rey de Fútbol y una Supercopa de España, siendo esta la primera Supercopa conseguida por el club. Permanece en el banquillo rojiblanco cuatro temporadas consecutivas, hasta el final de la temporada 85-86, aunque en la temporada siguiente vuelve a entrenar al equipo a mitad de campeonato sustituyendo a Martínez Jayo. En la temporada siguiente el Fútbol Club Barcelona se hace con sus servicios para sustituir a Terry Venables, que fue destituido al encadenar tres derrotas consecutivas, en la quinta jornada. Luis Aragonés consigue ascender al equipo desde los puestos de abajo hasta los primeros puestos. Además esa temporada Aragonés consigue que el equipo gane la Copa del Rey de Fútbol.
Después de entrenar una temporada al RCD Español de Barcelona regresa de nuevo al banquillo del Club Atlético de Madrid en 1991. Permanece como entrenador del equipo dos temporadas, y en ese periodo el Club Atlético de Madrid consigue hacerse con otra Copa del Rey de Fútbol. En 1993 ficha por el Sevilla Fútbol Club, con el que consigue buenos resultados en las dos temporadas que permanece en el equipo. En 1995 ingresa en el Valencia CF, equipo con el que obtiene un subcampeonato de Primera División de España en su primera temporada. Después de estar otra temporada en el banquillo valencianista, con no muy buena suerte, regresa al Real Betis Balompié para dirigir al equipo en la temporada 97-98.
La temporada siguiente entrena al Real Oviedo, y una temporada más tarde al Real Club Deportivo Mallorca, donde realiza un buen trabajo, ya que el equipo consigue quedar tercero en la Primera División de España, mejor puesto en la historia del club igualando el último puesto conseguido dos temporadas atrás, consiguiendo el récord de puntuación del equipo balear en toda su historia en la máxima categoría. El último partido de Luis Aragonés en el banquillo del Real Club Deportivo Mallorca fue, casualmente, contra el Real Oviedo y el resultado fue de 4-2 para el Mallorca, y el equipo ovetense descendió a 2ª División.
En la temporada 2001-02 vuelve de nuevo a entrenar al Club Atlético de Madrid, con el que consigue el ascenso a la Primera División de España. Permanece con el equipo rojiblanco otra temporada más, esta vez en la Primera División de España.
Al año siguiente regresa al banquillo del Real Club Deportivo Mallorca, consiguiendo la permanencia del equipo y alcanzar los octavos de final de la Copa de la UEFA. El Real Club Deportivo Mallorca fue el último club español dirigido por el Sabio, antes de ser seleccionador nacional. Luis Aragonés ha dirigido un total de 757 partidos de la Primera División de España.


En 2004 ingresa en la Real Federación Española de Fútbol para ser el seleccionador de Selección nacional de fútbol de España, debutando en el banquillo de la selección con victoria por 3 a 2 en un encuentro amistoso contra Venezuela, celebrado en el Estadio de Gran Canaria de Las Palmas de Gran Canaria el 18 de agosto de ese mismo año. En junio de 2006 participó en el Mundial de Alemania, donde la Selección española es eliminada en octavos de final ante Francia. En julio de 2008 y tras ganar con España la Eurocopa 2008 disputada en Austria y Suiza, Luis abandona la Selección nacional de fútbol de España para fichar por el Fenerbahçe SK de Turquía para las temporadas 2008-2009 y 2009-2010. Luis Aragonés se convirtió en el técnico más veterano en ganar un Campeonato de Europa de naciones (Eurocopa). En enero de 2009 es elegido mejor seleccionador nacional del año 2008 por la IFFHS, con el aval de la FIFA. De esta manera se convirtió en el primer español en obtener dicho galardón.
En junio de 2009 decide rescindir el contrato que le une con el Fenerbahçe SK, al cual estaba atado hasta 2010. El 29 de septiembre de 2011, Lorenzo Serra Ferrer le ofrece la oportunidad de dirigir al RCD Mallorca de nuevo, pero este declina la oferta. Finalmente, anuncia su retirada en diciembre de 2013.


En 2004 se convirtió en seleccionador nacional de España en sustitución de Iñaki Sáez. Su debut como seleccionador fue el 18 de agosto de 2004 en el partido España 3-2 Venezuela disputado en el Estadio de Gran Canaria. En junio de 2006 participó en el Copa Mundial de Fútbol de 2006, donde la Selección española fue eliminada en octavos de final ante Francia, posterior subcampeona del mundo. Pocos días después decide continuar como seleccionador pese a haber anunciado su salida en varias ocasiones. Luis Aragonés protagonizó una de las mayores polémicas en la Selección española al no convocar a Raúl González para la Eurocopa de Austria y Suiza 2008, pues fue la primera vez en 10 años que el madridista no acudió a una gran cita con la selección española.
El 17 de noviembre de 2007, consigue la clasificación de España para la Eurocopa 2008, y anuncia que se retirará de la Selección de fútbol de España al concluir el torneo, pero seguirá entrenando a algún club. Días después se informó que su sucesor sería Vicente del Bosque. El 22 de junio de 2008 consiguió clasificar a España para las semifinales de la Eurocopa, rompiendo así el mito de no pasar de cuartos que la Selección de fútbol de España arrastraba desde 1984. Esa clasificación permitió disputar la semifinal contra Rusia, el 26 de junio de 2008, donde España volvió a ganar, clasificándose para la gran final disputada el 29 de junio de 2008 frente a Alemania, en la cual obtuvo el título tras un 1-0 con gol de Fernando Torres. Durante el campeonato continental se proclamó como mejor seleccionador español en número de victorias, superando a Javier Clemente.

jueves, 12 de junio de 2014

José María Sánchez Rodilla (n. 1940)



José María Sánchez Rodilla (nacido el 10 de octubre de 1940 en Fuentes de Béjar, Salamanca) es un ex-futbolista español. Jugaba de delantero y su primer club fue Real Valladolid.
Delantero salmantino de pura raza. Era todo un incordio para los defensas contrarios. Nunca daba un balón por perdido y mostró siempre un gran olfato de gol.

Comenzó su carrera en 1961 jugando para el Real Valladolid. Jugó para este club hasta 1964. En ese año se pasó al RCD Espanyol de la mano de Vila Reyes, coincidiendo con la llegada al club de Alfredo Di Stéfano. Se da la fatídica circunstancia que, con el conjunto castellano, un gol suyo certificó el primer descenso espanyolista a la segunda división en la promoción entre vallisoletanos y barceloneses.

Uno de sus momentos más gloriosos con la camiseta blanquiazul fue la eliminatoria de la UEFA contra el Sporting de Lisboa. Fue miembro de la famosa delantera de los "5 delfines" junto con Carmelo Amas, Marcial Pina, Cayetano Re y José María.  
Con el Espanyol estuvo jugando hasta 1971. En ese año se pasó al UE Sant Andreu, club en el cual se retiró en 1972. Tras su retirada, el salmantino se afincó en Barcelona desarrollando su carrera profesional en el mundo del derecho.

Con la selección española participó en la Eurocopa de 1964 y 1968.

jueves, 5 de junio de 2014

Emilio Morollón (1937-1992)



Emilio Morollón Estébanez, (Madrid, 23 de julio de 1937 - Valladolid, 17 de febrero de 1992) fue un futbolista español. Fue un delantero centro goleador, hábil con el balón y con espectacular remate,

Inició su andadura futbolística en la cantera de la Unión Deportiva Salamanca en 1955 para debutar en el primer equipo en partido oficial en la temporada 56/57 en tercera división en la que disputó 34 encuentros anotando 17 goles; aquella temporada la Unión no consiguió el ascenso a segunda al perder en la promoción frente al Basconia y al final de la temporada Morollón cambió de aires sin cambiar de provincia para en las filas del Béjar Industrial, también en tercera, completar una brillante campaña 57/58 en la que el Béjar, sexto clasificado, y en el mismo grupo que la UDS, anotó 98 goles; superando los cuarenta Morollón.
En la temporada siguiente fue el Real Valladolid el que se hizo con los servicios de Morollón para la disputa de la temporada 58/59 en segunda división.
Aquella mítica temporada en la historia del Real Valladolid fue culminada por Morollón y el conocido como equipo de “los Monaguillos” ascendiendo a primera división y alcanzando el madrileño el trono de máximo goleador de la división de plata al anotar 23 goles.
Hasta seis fueron las temporadas que jugó Morollón de forma consecutiva en su primera etapa en el Real Valladolid; con dos ascensos a primera en su haber y un meritorio segundo puesto en la clasificación de máximos anotadores de primera división en la temporada 62-63 marcando 20 goles, sólo por detrás del madridista Puskas.
Valorada hoy su figura como uno de los delanteros centros más importantes del Real Valladolid; mantiene todavía hoy el título honorífico y récord de máximo goleador en partidos de liga en todas las categorías, con 92 goles, de toda la historia del club blanquivioleta.
Como culminación a su trayectoria en el equipo del Pisuerga; Morollón fue convocado por la selección nacional jugando dos encuentros; uno, el de su debut, amistoso frente a la selección de Francia disputado en el Camp Nou (9/1/63), que terminó 0-0; el segundo, oficial, en la eliminatoria de octavos de final de la Eurocopa de 1964 (30/5/63) frente a Irlanda del Norte en el estadio de San Mamés, que terminó con empate 1-1. Es el cuarto jugador en ser internacional por España vistiendo la camiseta del Valladolid, tras Gerardo Coque, Francisco Lesmes y Román Matito.
Se barajó en su día la posibilidad de su traspaso a algún club extranjero; la Lazio de Roma estuvo cerca de su fichaje; pero finalmente fue traspasado al flamante pentacampeón Real Madrid para la temporada 64-65; liga que ganó con el equipo blanco aunque su participación fue testimonial disputando solamente un partido de liga en el que anotó un gol y seis amistosos anotando otros tres goles, bajo el brillo de los Puskas, Di Stefano y compañía. En la temporada 65-66 jugó en el CE Sabadell y luego en la temporada 66-67 volvió al Real Valladolid. Acabó su carrera en la temporada 67-68 jugando en el Club Deportivo Castellón.
  

martes, 27 de mayo de 2014

Eneko Arieta (1933-2004)


Eneko Arieta-Araunabeña Piedra (Durango, Vizcaya, 21 de agosto de 1933 — Galdácano, Vizcaya, 27 de diciembre de 2004), conocido como Arieta I, fue un futbolista español. Jugó durante toda su carrera deportiva profesional en el Athletic Club de la Primera División de España, durante las décadas de 1950 y 1960. En este club formó parte del llamado «equipo de los 11 aldeanos». Arieta era un jugador que no solo tenía un gran olfato goleador, sino que también ayudaba enormemente en tareas defensivas.

Eneko Arieta comenzó a jugar al fútbol en varios equipos de su pueblo en Durango, inicialmente lo hizo en los Maristas y los Jesuitas y posteriormente pasó a formar parte del Tavira, equipo con el que se consolidó en el puesto de delantero centro. Más tarde ascendió otro escalón en su carrera deportiva al pasar a jugar en el Club Deportivo Getxo, donde consigue dar definitivamente el salto al Athletic Club.
Arieta debutó con el Athletic Club en la temporada 1951/52, en un partido disputado ante el Sporting de Gijón que concluyó con el resultado de 4-2 favorable para los bilbaínos, dos de los cuatro tantos del Athletic fueron obra del propio Arieta.
Durante sus dos primeras temporadas con el Athletic sus apariciones en el once rojiblanco fueron testimoniales, debido en gran parte a que coincidió con los últimos años de la «segunda delantera histórica» del Athletic, la cual estaba formada por cinco jugadores consolidados como Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gaínza.
No fue hasta la temporda 1953/54 cuando Arieta por fin pudo destacar con el Athletic, la "segunda delantera histórica" daba sus últimos coletazos y los nuevos talentos como Arieta se hacían cada vez más con un hueco en el once inicial. En dicha temporada Arieta marcó 12 goles en 24 partidos de liga y en copa anotó 5 tantos en solo 4 partidos.
La siguiente temporada fue crucial para Arieta, ya que con la llegada del nuevo entrenador Fernando Daucik, la plantilla sufrió una reestructuración y la "segunda delantera histórica" finalmente se disolvió. Jugadores como Zarra, Panizo, etc... se marcharon del Athletic. Esto dejó el paso libre a los jóvenes talentos como Arieta, que en aquella temporada de 1954/55 se consolidó como el sucesor de Zarra, a los 21 años de edad, habiendo marcado 20 goles en 28 partidos de liga. Para poner la guinda a la temporada, Arieta conquistó la Copa del Generalísimo con el Athletic.
Las temporadas siguientes Arieta conquistó un título de liga y otros dos de copa, destacando el título de Copa del Generalísimo de 1958 conquistado al vencer al Real Madrid de Di Stéfano y en el que Arieta fue protagonista destacado al marcar el primero de los dos goles del partido.
Finalmente se retira en 1966, habiendo estado 15 temporadas en el Athletic Club en las que jugó 295 partidos y conquistó una liga y tres copas. Arieta se convirtió en uno de los delanteros más goleadores de la historia del Athletic al haber marcado 170 goles con el club, 136 de ellos en liga.

lunes, 19 de mayo de 2014

Koldo Aguirre (n. 1939)


Luis María Aguirre Vidaurrázaga (nacido el 27 de abril de 1939 en Sondika, Vizcaya), más conocido como Koldo Aguirre, fue un mediocampista y entrenador español. Jugó doce años con el Athletic de Bilbao, apareciendo en 297 partidos oficiales (marcó 61 goles) y ganó dos títulos.

Aguirre se unó al Athletic de Bilbao en 1957 a la edad de 18 años, proveniente del CD Getxo, siendo inmediatamente subido al primer equipo. Hizo su debut en la liga el 19 de enero de 1958 en un partido fuera de casa contra el Real Zaragoza que el Athletic perdió por 2-1. Terminó su primera temporada habiendo jugado sólo tres partidos; la campaña terminó con la conquista de la Copa del Generalísimo.

En los años siguientes, Aguirre jugó regularmente con el Athletic, marcando 11 goles en 29 partidos en la temporada 1961-62 (la mejor temporada del jugador) en la que el club terminó en quinta posición. Irónicamente, hacia el final de su época como jugador del Athletic, cuando ya se contaba poco con él, ganó su segunda copa contra el Elche CF. En el verano de 1969, con 30 años, fue transferido al CE Sabadell , retirándose al final de la temporada después de haber jugado sólo 115 minutos. Aún jugó un tiempo como aficionado con el Alicante CF.
Aguirre empezó su carrera de entrenador en las divisiones más bajas. Volvió al Athletic de Bilbao como ayudante de entrenador, haciéndose cargo de los reservas. En esa época también entrenó al Deportivo Alavés; en la temporada 1976-77 se convirtió en entrenador del Athletic de Bilbao; durante sus tres temporadas en el Athletic, el equipo terminó dos veces en tercera posición, alcanzando la final de la Copa del Rey una vez.

Aguirre estuvo luego tres temporadas con el Hércules CF en primera división. El equipo descendió en su último año (temporada 1981-82). En la siguiente campaña, Aguirre fue uno de los tres entrenadores del Valencia CF, estando al frente de siete partidos (tres victorias, dos empates y dos derrotas), quedando el equipo el 15 en la tabla, justo sobre la zona de descenso.
Después de otra breve estancia en primera división con el RCD Mallorca (1983), Aguirre volvió a las divisiones más bajas, entrenando al Bilbao Athletic (1993-94) entre otros equipos.

Aguirre jugó siete partidos con la selección durante cuatro años. Su debut fue el 19 de abril de 1961 en una victoria 1-2 contra Gales en los partidos de calificación  para la Copa del Mundo de 1962.